Juguetes de la marca Grapat - Juguetes de madera

Mostrando 1–36 de 77 resultados

Grapat es una empresa catalana de Figueres (Girona) que nació en 2015 bajo la filosofía que a veces menos es más. Menos juguetes, menos interrupciones, menos instrucciones.

Es un proyecto familiar que está comprometido con el medio ambiente y que interpreta el juego como una necesidad básica de cualquier niño. Todos sus materiales son naturales y están inspirados en la pedagogía Waldorf.

Confían plenamente en el juego libre y desestructurado, es decir, aquel que aparece de manera espontánea cuando el niño o niña cree que es el momento oportuno. Esta manera de jugar nos sorprende diariamente ya que el niño crea y transforma a su manera. No hay instrucciones, la única premisa es dejar hacer y que fluya. Esto provoca e incita a la creación de varios mundos: fantásticos, realistas o inventados.

Los juguetes de Grapat consiguen olvidar el tiempo y tan sólo importa el momento.

Grapat se ha extendido a 44 países del mundo, llegando así a miles de niños y niñas que pueden disfrutar de esta manera de jugar tan libre y creativa.

Las piezas pueden transformarse en material simbólico para la creación de historias y la construcción de pequeños mundos, pero también pueden servir para juegos matemáticos, de lenguaje o sensoriales.

Esta marca cree firmemente en el crecimiento orgánico con un ritmo sostenible y todas sus piezas son pintadas a mano minuciosamente. La empresa se focaliza también en la larga durabilidad de sus juguetes, hacen productos que puedan durar muchos años. Utilizan el mínimo de materiales posibles y buscan crear modelos simples y ecológicos que estimulen los sentidos.

Todas sus piezas son fabricadas con madera que proviene de bosques sostenibles y cada una es única. Trabajan con tintes y no con pinturas acrílicas para mantener la esencia de la madera y los acabados son hechos con ceras y aceites de origen vegetal.

Desde 2019 el embalaje de Grapat es 100% libre de plástico. La empresa apuesta por utilizar cajas de cartón para contribuir al medio ambiente y ofrecer la posibilidad de reutilizar estas cajas como casa, garaje, cueva, o todo lo que el niño se pueda imaginar.

Grapat está comprometido en la colaboración con varias fundaciones que se ocupan de personas con discapacidad física o mental, encargadas de desarrollar tareas de embalaje.

PIEZAS SUELTAS

Las piezas sueltas permiten al niño/a alinearlas, transportarlas, apilarlas o clasificarlas de muchas maneras diferentes. Además, se pueden combinar con otros objetos del exterior de la naturaleza para favorecer el contacto con nuestro entorno más cercano.
No hay ninguna norma que diga cómo se deben utilizar, con lo cual el niño las utilizará de la manera que crea más oportuna y la que le proporcione más felicidad. Hay infinitas posibilidades diferentes de usarlas. Estas piezas se presentan en la gama de colores del arco iris.

MANDALAS

Los niños y niñas también tienen la posibilidad de crear mandalas, y teniendo en cuenta las necesidades de cada uno, también se pueden utilizar en el juego simbólico y durante la fase de aprendizaje concreto, como por ejemplo para contar, alinear o crear letras.

JUEGO HEURÍSTICO

El juego heurístico es una de las características de los juguetes Grapat, ya que permite a los pequeños combinar o relacionar los objetos de manera autónoma y libre y que se interesen por las relaciones que puedan existir entre ellos.